La máquina tragaperras

Javi Román Sánchez

En el casino había una maquina tragaperras, de esas de pinball, y muchas veces íbamos a jugar con una varilla metida en la manga, por debajo del jersey, y de vez en cuando la metíamos en la ranura de las monedas y nos hinchábamos de hacer partidas, sonaban ¡CLOK!, je, je, je,…niños malos.


Si que es verdad, recuerdo que las hacíamos con un trozo de caña, y la lijábamos con el bordillo de la acera hasta dejarla plana y fina, y el resultado era que jugábamos todo lo que queríamos y más; recuerdo también que para meter la varilla nos juntábamos todos de forma que el camarero no se diera cuenta, también recuerdo que el cristal estaba suelto y empujando hacia arriba y con la misma varilla no dejábamos entrar la bola en el agujero y seguíamos jugando.

Manolo Señor


¡Que malvados erais los pequeños con las maquinitas del Casino!… se ve que tuvisteis buenos maestros en vuestros mayores: Pepe AnitaPepito Acostael YayeLuis H. de Loma… en fin, ¡Mariquita el que no violara esa máquina!

Milan


Efectivamente para sacar partida gratis usaba un fleje, pero tanto la del casino, como la de Toribio y algunas más sufría el embate de un alambrito, especialmente fabricado, que me permitía sacar todas las monedas de dos reales que tenía en la tripa, al igual le pagábamos grandes palizas a otras maquinitas que se movían de atrás hacia delante con gran cantidad de monedas que, al ser empujada por otra u otras que eran echadas, vomitaban las preciadas monedas, pero como era natural, con otro alambrito le ayudábamos inocentemente a caer (especialista Pepito Carracao). Más de una vez sufríamos la vigilancia intensiva de los dueños pero no me acuerdo de haber sido cogido aunque sí de invitarme, y no de buenas maneras, a salir “echando leche”.

!Qué tiempos aquellos! Hoy nos llamarían chorizos y antes tan solo revoltosos. Abrazos para todos menos para José Carlos que siempre me obliga a reconocer mis pecadillos de la infancia.

Pepe Acosta

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: