La lastiquera

Miguel Ángel López Moreno, Milan

…yo tengo mi LASTIQUERA DE LA ÉPOCA. Sin coña. No tiene precio.

La horquilla salió de una rama de transparentes de la curva cercana a la casa de Cóico/Mosteyrines… allí donde un osado le cogió una teta a Socorro, la hermana del “Molécula”. Las gomas eran de una vieja rueda de un camión del Bacalao. Y una lengüeta de zapato viejo de la huerta de José, el padre de Tobalo, completa la obra.

Es una lastiquera de mucha enjundia y años… y está limpia de sangre porque jamás le disparé a ningún gato.

NO TIENE PRECIO… pero os la ofrezco.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: