La influencia de la iglesia

Lourdes Galindo

Nosotros vivíamos en la Colonia Weil y de alguna forma estábamos muy mediatizados por el celebre “padre Béjar“. Bueno con los años, una entiende y disculpa ciertas cosas pero en esos años…, yo, que siempre fui un poco rebelde, tenía una lucha encarnizada con él en “centro social” de la parroquia. Pero bien es cierto que de alguna forma fue un medio para que nos relacionáramos -e incluso se formaron algunas parejas- De hecho era un sitio de encuentro de gente cercana en el espacio en que vivíamos, pero lejana en otros muchos sentidos. No logró el padre Béjar que me “convirtiera” muy a pesar de mi madre que me despertaba al primer toque de campana para ir a misa -¡¡¡pobre!!!- pero pasé muy buenos ratos allí.

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: